Sólo cerca de un 75% de los dueños declara efectivamente estos ingresos a Hacienda en España. Debes de tener claro que es obligatorio incluir el ingreso proveniente de los alquileres de verano en el IRPF o en caso contrario, te expones a sanciones por parte de la Agencia Tributaria.

En españa cada comunidad autónoma deberá regular la nueva Ley de Alquileres Vacacionales y podrán variar los períodos mínimos de estadía, o evitar el alquiler de algunas viviendas por habitaciones entre otras cosas.

Hasta ese momento hay dos formas de declarar los ingresos del alquiler vacacional: Segunda vivienda o como Alojamiento turístico.

1. La Segunda vivienda es la opción más utilizada por evitar el papeleo, el alquiler no se considera alquiler para vivienda habitual y, se usaría la figura del arrendamiento para uso diferente del de vivienda incluyendo los ingresos en la declaración de la renta 2015. Pero antes de eso debemos hacer es diferenciar entre los periodos en los que la casa está alquilada y los que no a efectos del IRPF. Los ingresos serán rendimientos del capital inmobiliario determinando la ganancia final pudiendo deducir todos los costes asociados a la puesta en alquiler de la propiedad tales como el IBI, seguro de hogar, basuras o gastos de comunidad, etc. Incluso podrás sumar el dinero que te hayas gastado en publicitar la casa en portales como Your.Rentals. Recuerda que del IBI solo podrás declarar los meses proporcionales correspondientes al alquiler vacacional, y lo mismo aplicado proporcionalmente a los otros gastos de la propiedad. Ten en en cuenta también que deberás pagar impuestos por el tiempo que no esté alquilada la casa: 1% o 2% (dependiendo si el valor no se ha revisado desde 1994). El resultado se divide entre 12 meses del año y después se multiplica por el número de meses que ha estado alquilada la vivienda.

2. Alojamiento turístico, quizás la opción más pertinente (la nueva ley persigue a las viviendas que no utilicen esta modalidad). Para ello debes iniciar trámites tales como registrar la vivienda bajo la denominación de alojamiento turístico en el registro de la comunidad autónoma e incluso darte de alta en el Impuesto de Actividades Económicas para poder ejercer la actividad. En la práctica significa que deberás emitir una factura por cada estadía aplicando el correspondiente IVA, (hoy en el 10%). deberás por ello realizar la declaración trimestral de IVA en la que consten los ingresos obtenidos y el IVA correspondiente, luego restando el IVA de los gastos deducibles, que serán los relacionados con la propia actividad. De estar dado de alta como autónomo, deberás pagar trimestralmente el IRPF, si es que estás acogido a dicha modalidad.

Podrás también restar los gastos en la declaración de la renta a los ingresos obtenidos.

En Canarias el alquiler de propiedades vacacionales está sujeta al IGIC -es el IVA canario- y no está excluida. Se debe de cobrar IVA en las facturas y declarar trimestralmente. De la misma manera se emitirá una factura por cada estancia. Para ello hay que darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas bajo el epígrafe 1.685 referente a alojamientos turísticos extrahoteleros.

Cuando no alquiles la propiedad

Mientras la vivienda en alquiler esté vacía, deberás incluirla como una imputación de renta en ese periodo. Hacienda exige que los contribuyentes paguen impuestos por sus propiedades sin alquilar, estableciendo un rendimiento económico para los mismos creando hipotéticamente unos ingresos, sólo por el hecho de poseer la vivienda, correspondientes al 1,1% de su valor catastral.

Las sanciones

Las sanciones de hacienda por no declarar se encuentran en la tabla aquí debajo y además obligará a presentar una declaración complementaria de IRPF que incluya dichos ingresos sumando un recargo por demora proporcional al tiempo transcurrido.

infracciones-y-sanciones-tributarias-aeat