Abrir tus propiedades a diferentes mercados hará crecer tu negocio de alquileres vacacionales. El mercado de los amantes de las mascotas es uno que no puedes dejar pasar.

La Federación Europea de Alimentos para Mascotas (FEDIAF, por sus siglas en inglés) llevó a cabo una encuesta en el 2018 en la que descubrió que cerca de 80 millones de hogares en Europa tienen al menos una mascota. Además, reveló que, aunque los gatos todavía son la elección más popular, los perros van ganando popularidad año a año.

El mercado sigue creciendo, así como el número de viajeros que llevan a sus mascotas de vacaciones. En una encuesta de GoPetFriendly del 2018, el 36,7 % de los encuestados respondió que tenía planeados entre 3 y 5 viajes con sus mascotas a lo largo del año.

Con cifras como esas, ya no tiene sentido preguntarse por qué aceptar mascotas en las propiedades de alquiler; la pregunta es cuándo empezar.

Sin embargo, si todavía no te convencen estas estadísticas asombrosas, puedes leer a continuación los beneficios reales de aceptar mascotas y cómo puede ayudarte a aumentar las reservas y hacer crecer tu negocio.

Beneficios de aceptar mascotas en las propiedades de alquiler

Hace destacar a las propiedades en un mercado saturado

Si en tu zona hay muchas propiedades de alquiler y ninguna acepta mascotas, hacerlo puede darte mayor visibilidad y ayudarte a atraer a más huéspedes.

Además, si usas un administrador de canales para alquileres vacacionales, puedes publicar los anuncios de tus propiedades en los sitios web más conocidos, como Airbnb, presente en 191 países del mundo. Cuanto más expongas tus propiedades de alquiler en las que permites mascotas, más reservas conseguirás.

Puedes beneficiarte de la comunidad activa en internet

Una búsqueda rápida en Google alcanza para encontrar cientos de foros sobre mascotas. Aprovéchalos para hacer crecer tu negocio ya que a los amantes de las mascotas les encanta compartir consejos sobre alojamientos que las aceptan.

Las personas que tienen mascotas tienen más dinero

La organización Blue Cross llevó adelante una encuesta y descubrió que las personas que tienen mascotas ganan más dinero y son más felices y saludables. El bienestar económico les permite a estos huéspedes tomarse vacaciones más largas.

Puedes cobrar tarifas más elevadas por tu propiedad

Las personas que viajan con mascotas saben que será necesario limpiar bien la propiedad después de su estadía y están preparadas para pagar tarifas más elevadas para cubrir ese costo.

Es probable que los huéspedes vuelvan

Para los huéspedes puede ser muy difícil y agotador encontrar una propiedad de alquiler vacacional cómoda que acepte mascotas. Por ese motivo, cuando la encuentran, siempre vuelven. Además, podrás aumentar tus ingresos anuales ya que es probable que estos huéspedes estén acostumbrados a viajar fuera de temporada.

Gestión efectiva de un alquiler vacacional que acepta mascotas

Debes tener una política para mascotas clara para evitar todo tipo de problemas posibles.

Antes que nada, debes contactarte con tu aseguradora para saber qué mascotas están cubiertas y estar al tanto de las limitaciones y exclusiones, como ciertas razas de perros, por ejemplo. Además, debes estar al tanto de las siguientes cuestiones:

  1. ¿Hay un límite de mascotas permitidas en la propiedad?
  2. ¿Pueden quedarse solas?
  3. ¿Hay alguna limitación con respecto a su tamaño? Por ejemplo, ¿están permitidos los perros grandes (ya que podrían causar daños mayores)?

En segundo lugar, si tu propiedad forma parte de una comunidad mayor, debes consultar si existen ciertas “reglas de la casa” antes de aceptar mascotas en tu propiedad.

Una vez que todo esté claro, puedes crear una guía para los huéspedes y así evitar confusiones. Puedes usarla para explicar tu política para mascotas. Incluso puedes repasar la guía con los huéspedes durante el proceso de reserva. Asegúrate de que la información sea específica. Por ejemplo, si aceptas perros hasta un cierto peso o si no permites cachorros.

Adapta tu propiedad para que sea adecuada para mascotas y no te olvides de señalar que tu propiedad acepta mascotas con nuestro administrador de canales, que compartirá esta información en todas las plataformas. De esta manera, los huéspedes interesados podrán filtrar las propiedades que acepten mascotas en los diferentes sitios web.

Cómo solucionar los problemas

Si has tenido una buena comunicación con los huéspedes durante la reserva y has dejado una guía con las “reglas de la casa” para su estadía, no debería haber ningún problema.

Sin embargo, los accidentes pasan y las mascotas pueden ser impredecibles. Para tener la menor cantidad de problemas posible en tu propiedad de alquiler vacacional, considera los siguientes factores:

Daños a la propiedad

Elige un piso adecuado para las mascotas. Puedes optar por uno que se vea bien, pero que también sea resistente a los arañazos y las manchas, si es posible. Además, elige muebles resistentes que duren más que los “normales”.

Solicita un depósito de seguridad al inicio de la estadía y devuélvelo después de revisar la propiedad y asegurarte de que no haya daños ni se haya infestado de pulgas o garrapatas.

Ruidos

Deberías incluir un segmento en la guía de tu propiedad que indique las “horas de descanso”. Los ruidos excesivos pueden molestar a los vecinos. Recuérdales estas reglas a los huéspedes cuando hagan el check-in.

¿Perderé reservas de los huéspedes que no tienen mascotas?

Hay un pequeño porcentaje de huéspedes que no tienen mascotas y no se sienten cómodos en una propiedad que las acepta.

Es importante tener en cuenta que entre el 10 % y el 20 % de la población mundial sufre de alergias a los perros y los gatos. Las alergias pueden ser una preocupación real.

Para que tus alquileres no se vean afectados, puedes aceptar mascotas en una sola de tus propiedades, además de implementar medidas de limpieza estrictas, como limpiar las alfombras cuando recibes a una mascota.

Conclusión

Como gestor de propiedades, puede ser una gran idea abrir tus propiedades de alquiler vacacional a las personas que tienen mascotas. No solo ayuda a aumentar tu público, sino también los ingresos de tu negocio.

Puedes empezar a hacerlo con tan solo consultar a tu aseguradora, crear una guía con las “reglas de la casa” para los huéspedes y preparar tu propiedad para que esté lista para mascotas.